Cap de Súnion (Àtica)

Cap de Súnion (Àtica)
Súnion! T'evocaré de lluny amb un crit d'alegria, / tu i el teu sol lleial, rei de la mar i del vent

dimarts, 18 de juny de 2013

Valle-Inclán - Garrote vil





















Ramón María del Valle-Inclán (1866-1936)
Garrote vil

¡Tan ! ¡tan! ¡tan! canta el martillo.
El garrote alzando están.
Canta en el campo un cuclillo,
y las estrellas se van
al compás del estribillo
con que repica el martillo:
¡tan! ¡tan! ¡tan!

El patíbulo destaca
trágico, nocturno y gris.
La ronda de la petaca
sigue a la ronda de anís;
pica el tabaco la faca
y el patíbulo destaca
sobre el alba flor de lis.

Áspera copla remota
—que rasguea un guitarrón —
se escucha. Grito de jota
del morapio peleón.
Apicarada pelambre
—al pie del garrote vil—
se solaza muerta de hambre
embromando al alguacil.

Un gitano vende churros
al socaire de un corral;
asoman flautistas burros
las orejas al bardal;
y en el corro de baturros
el gitano de los churros
beatifica al criminal.

El reo espera en capilla,
reza un clérigo en latín;
llora una vela amarilla
y el sentenciado da fin
a la amarilla tortilla
de yerbas. Fue a la capilla
la cena del cafetín.

¡Tan ! ¡tan! ¡tan! canta el martillo.
El garrote alzando están.
Canta en el campo un cuchillo
y las estrellas se van
al compás del estribillo
con que repica el martillo:
¡tan! ¡tan! ¡tan!

'Garrote vil', de Ramon Casas (1894)

«Ese gran Don Ramón de las barbas de chivo», com li deia Rubén Darío, va ser sens dubte un dels més grans literats en llengua castellana de la primera meitat del segle XX. Dramaturg, traductor, escenògraf, actor, director i productor, és autor d’una extensa obra teatral, de la qual destaquen la sèrie de Comedias bárbaras: Águila de blasón (1907), Romance de lobos (1909) i Cara de plata (1923); Farsa y licencia de la reina castiza (1910-1920); La marquesa Rosalinda (1913); Divinas palabras (1919); Los cuernos de Don Friolera (1921-1925); Luces de Bohemia (1920-1924); la sèrie Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte (1928), que conté La cabeza del Bautista (1924); i Las galas del difunto (1930). En prosa és autor, entre altres, de les quatre Sonatas (1902-1905); la sèrie La Guerra Carlista (1909-1910), que inclou Gerifaltes de antaño; Tirano Banderas (1926) i la sèrie Ruedo ibérico (1927-1932). I en poesia va escriure Aromas de leyenda (1907), La pipa de kif (1919), El pasajero (1920) i Claves líricas (1930), que inclou tota la seva poesia.


La literatura li deu l’invent, o si més no l’elevació a un nivell de qualitat màxim, del gènere literari de l’«esperpento», que el diccionari de la RAE definia així des del 1970: «Género literario creado por Ramón del Valle-Inclán, en el que se deforma sistemáticamente la realidad, recargando sus rasgos grotescos y absurdos, a la vez que se degradan los valores literarios consagrados; para ello se dignifica artísticamente un lenguaje coloquial y desgarrado, en el que abundan expresiones cínicas y jergales», definició que es va mantenir fins a l’edició del 2001, en què va desaparèixer l’esment als valors literaris consagrats. La definició va quedar així fins avui: «Género literario creado por Ramón del Valle-Inclán, escritor español de la generación del 98, en el que se deforma la realidad, recargando sus rasgos grotescos, sometiendo a una elaboración muy personal el lenguaje coloquial y desgarrado

[]
Mestre del llenguatge i un caràcter insubornable en la crítica política durant la dictadura de Primo de Rivera i en la defensa de les seves conviccions republicanes, va morir el gener de 1936 deixant dit: «No quiero a mi lado ni cura discreto, ni fraile humilde, ni jesuita sabihondo». Manuel Azaña va escriure a la seva necrològica:  «Él hubiese querido ser, no el hombre de hoy, sino el de pasado mañana». Crec que podem amb justícia aplicar-li l’epítet que repetia el borratxo de Luces de Bohemia: «¡Cráneo previlegiado!»

Valle amb Julio Romero de Torres i María Banquer


Vegeu un article interessant de Miguel Díez sobre Valle:


Sobre Luces de Bohemia




Luces de Bohemia, de Miguel Ángel Díez (1985), amb Francisco Rabal, Agustín González, Fernando Fernán-Gómez, Vicky Lagos, Berta Riaza, Imanol Arias, Manuel Galiana, Ángel de Andrés i Alfredo Mayo. Guió de Mario Camus, irregular i poc respectuós per al meu gust amb l’obra de Valle, tot i que, en general, en segueix el text i, a més, reprodueix molt bé l’ambient de la bohèmia madrilenya dels anys 1920 i l’agitació social al carrer —que no devia ser pas comparable amb la que es vivia a Barcelona, tanmateix.

Darrerament hem pogut veure molt dignament posada en escena aquesta obra en un muntatge d’Oriol Broggi (grup La Perla29) a la Biblioteca de Catalunya (2011; després, també al Kursaal de Manresa), amb Lluís Soler, Jordi Martínez, Camilo Garcia, Màrcia Cisteró, Marissa Jossa, Manuel Dueso, Xavier Boada i Jacob Torres. Senzillament sensacional.

M’hauria agradat poder-ne veure el muntatge de Lluís Pascual en coproducció del Centro Dramático María Guerrero i el Théatre de l’Odéon (1984) amb el gran José María Rodero, Montserrat Carulla i Manuel Alexandre, però malauradament no vaig poder.

D’altres obres de Valle-Inclán en cine:

Sonatas. Aventuras del marqués de Bradomín (Juan A. Bardem, 1959)
Beatriz (Gonzalo Suárez, 1976)
Divinas Palabras (José L. García Sánchez, 1987)
Tirano Banderas (José L. García Sánchez, 1993)

Les fotos, l'enregistrament de veu i la pel·lícula són baixats d'internet i seran suprimits a petició.

4 comentaris:

  1. Respostes
    1. Sentir: sí, en efecto, a mí me parece un buen escritor. Más como dramaturgo, tal vez, que como prosista o poeta. Sus prosas son barrocas, abigarradas, con un lenguaje muy elaborado (como el de Gabriel Miró, por ejemplo, o aún más), y así me gusta que sea, pero reconozco que a veces esa elaboración puede resultar difícil de digerir, especialmente en nuestra época, donde se han impuesto estilos más livianos y superficiales.
      En todo caso, incluso en sus obras teatrales (por ejemplo, 'Luces de Bohemia'), la lectura de las acotaciones es tan interesante como la del texto en sí; por lo que estaría bien oírla por radio en aquel añorado 'Teatro invisible' de RNE, o verla puesta en escena, pero con un narrador que recitara las acotaciones, que entiendo que forman parte indivisible del texto dramático. Gracias y un abrazo!

      Elimina
  2. He leido algo de él y me gusta bastante.
    En cuanto a la manipulación de su biográfia me siento mal al haberlo sabido.

    Un abrazo.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Josefa: sí, tiene una obra muy amplia e interesante. No sé a qué te refieres cuando hablas de “manipulación de su biografía”, y temo haberme expresado mal. Yo aludía simplemente a la definición del género del “esperpento”, que Valle creó o perfeccionó, y en todo caso divulgó con su obra. La diferencia entre las dos versiones del DRAE me pareció divertida por el hecho de eliminar la omisión al hecho de “degradar los valores literarios consagrados”, lo que no me parece mal, pues esos valores pueden “consagrarse” en una época y “desconsagrarse” en otra.

      Por otra parte, también me quejaba de una cierta falta de respeto en el guión cinematográfico de ‘Luces de Bohemia’, obra de Mario Camus, en relación al texto original de Valle. Naturalmente Camus y el director de la película adaptan la obra clásica para darnos su versión. Me incomoda que la empiecen por el final, y la reconstruyan a través de un “flash-back” mediante un personaje inventado, el poeta joven que habla con Rubén Darío y después se sienta en la casa del difunto Max Estrella para allí, mentalmente, reconstruir los pasos del último día de la vida del poeta viejo. Pero lo hace de un modo extraño: no al estilo de “Ciudadano Kane”, hablando con otras personas que den su versión de los hechos, sino simplemente meditando, como si los pocos muebles de la casa pudieran contarle cosas que sucedieron en otros lugares (la taberna, la calle, la redacción del diario, la comisaría, la cárcel, el ministerio, el restaurante…). Además, la —discutible— necesidad de reducir el metraje a una duración standard obliga al guionista a eliminar pasajes enteros, entre ellos algunos que yo habría conservado, como la escena del velatorio de Max, el diálogo de los sepultureros y, sobre todo, la explicación que da Max de lo que es el esperpento cuando habla de ”los espejos cóncavos del callejón del Gato”, por no mencionar la famosa frase final, ese “cráneo previlegiado” que, en las representaciones, marca el punto en que el público se levanta para aplaudir el fin de la pieza.

      Gracias por tu aportación y lamento haberte causado involuntariamente esa preocupación sobre la biografía de Valle. Un abrazo.

      Elimina

El vostre comentari és pendent de moderació. Cal signar-lo amb nom i cognoms. Gràcies.