Cap de Súnion (Àtica)

Cap de Súnion (Àtica)
Súnion! T'evocaré de lluny amb un crit d'alegria, / tu i el teu sol lleial, rei de la mar i del vent

dimecres, 20 de maig de 2015

Darío - A Margarita Debayle


A Margarita Debayle

Margarita, está linda la mar,
     y el viento
lleva esencia sutil de azahar;
     yo siento
en el alma una alondra cantar:
     tu acento.
Margarita, te voy a contar
     un cuento.

Este era un rey que tenía
un palacio de diamantes,
una tienda hecha del día
y un rebaño de elefantes,

un kiosko de malaquita,
un gran manto de tisú,
y una gentil princesita,
     tan bonita,
     Margarita,
tan bonita como tú.

Una tarde la princesa
vio una estrella aparecer;
la princesa era traviesa
y la quiso ir a coger.

La quería para hacerla
decorar un prendedor,
con un verso y una perla,
y una pluma y una flor.

Las princesas primorosas
se parecen mucho a ti:
cortan lirios, cortan rosas,
cortan astros. Son así.

Pues se fue la niña bella,
bajo el cielo y sobre el mar,
a cortar la blanca estrella
que la hacía suspirar.

Y siguió camino arriba,
por la luna y más allá;
mas lo malo es que ella iba
sin permiso del papá.

Cuando estuvo ya de vuelta
de los parques del Señor,
se miraba toda envuelta
en un dulce resplandor.

Y el rey dijo: «¿Qué te has hecho?
Te he buscado y no te hallé;
y ¿qué tienes en el pecho,
que encendido se te ve?»

La princesa no mentía.
Y así, dijo la verdad:
«Fui a cortar la estrella mía
a la azul inmensidad.»

Y el rey clama: «¿No te he dicho
que el azul no hay que tocar?
¡Qué locura! ¡Qué capricho!
El Señor se va a enojar.»

Y dice ella: «No hubo intento;
yo me fui no sé por qué;
por las olas y en el viento
fui a la estrella y la corté.»

Y el papá dice enojado:
«Un castigo has de tener:
vuelve al cielo, y lo robado
vas ahora a devolver.»

La princesa se entristece
por su dulce flor de luz,
cuando entonces aparece
sonriendo el Buen Jesús.

Y así dice: «En mis campiñas
esa rosa le ofrecí:
son mis flores de las niñas
que al soñar piensan en mí.»

Viste el rey ropas brillantes,
y luego hace desfilar
cuatrocientos elefantes
a la orilla de la mar.

La princesita está bella,
pues ya tiene el prendedor
en que lucen, con la estrella,
verso, perla, pluma y flor.

Margarita, está linda la mar,
     y el viento
lleva esencia sutil de azahar:
     tu aliento.

Ya que lejos de mí vas a estar,
guarda, niña, un gentil pensamiento
al que un día te quiso contar
     un cuento.

Rubén Darío, el gran poeta modernista de Nicaragua, va escriure aquest poema a Isla del Cardón, bahía de Corinto (Nicaragua), el 20 de març de 1908, amb el títol de «Cielo y mar. Poema. A Margarita Debayle».

El poema està dedicat a una nena de vuit anys, filla d’un matrimoni amic seu: Margarita Debayle Sacasa (1900-1983), filla del metge Luis H. Debayle i de Casimira Sacasa. De gran, la destinatària el va recitar en públic en diverses ocasions, i es veu que se’n conserva un enregistrament,

Té l’estructura formal d’un conte infantil, ambientat en un entorn orientalitzant, sobre una princeseta que s’enamora d’un estel i el cull com si fos una flor.

És un poema molt senzill, comparat amb la solemnitat o profunditat d’altres obres del poeta (Marcha triunfal, Sonatina, Retorno, Los motivos del lobo), i no cal buscar-hi altres sentits ocults. Tot i així, s’hi pot trobar un eco de la visió modernista del poeta com a intèrpret de la Natura («siento en el alma una alondra cantar») i de la funció del poema —i de l’art, en general— com a força que preserva de l’oblit i de la mort («guarda, niña, un gentil pensamiento»).

El text mostra un gran domini de la musicalitat del llenguatge i un equilibri magistral de sensibilitat i gràcia. Des d’estrofes tan sonores com la segona i la tercera (de fet, les dues primeres del conte), passant per versos tan rodons com «pues ya tiene el prendedor / en que lucen, con la estrella, / verso, perla, pluma y flor», fins a la subtilesa del paral·lelisme entre «tu acento» al principi i «tu aliento» al final. Jo el vaig estudiar de jovenet, me’l vaig aprendre i sempre més m’ha semblat una petita meravella.

Recordaré, de passada, que Rubén Darío apareix com a personatge del drama Luces de Bohemia, de Valle-Inclán, on se’l ridiculitza com a exemple del poeta buit, tot faramalla externa i sense compromís. Però ara hauríem d’entrar en l’eterna discussió sobre «la poesía / del que no toma partido / hasta mancharse», que deia Celaya. Ja n’hem parlat en altres avinenteses, i ara mateix no m’abelleix de tornar-hi, per això tan sols ho apunto, per a alguna altra ocasió.


El retrat de Rubén Darío és de domini públic. La fotografia de Margarita Debayle als 16 anys va ser publicada al diari La Estrella de Nicaragua. Aprofito per recordar la bona feina que està fent en aquell país la Fundació Judit Ribas-Música per Viure (cliqueu aquí).

4 comentaris:

  1. És un poema fantàstic. Moltes vegades
    hem corregut tant per la vida que se’ns oblida un poema com aquest.
    Fa molt tems que el vaig posar al bloc (només el poema) I em van contestar des de Nicaragua.
    El vaig guardar, igual que ho faré amb el teu.

    Ya que lejos de mí vas a estar,
    guarda, niña, un gentil pensamiento
    al que un día te quiso contar
    un cuento.

    No crec que hi hagi algú que no li agradi
    Moltes gràcies.

    http://foronicaraguensedecultura.org/a-margarita-debayle-en-video-versos-y-escritos/

    ResponElimina
    Respostes
    1. Josep, moltes gràcies per la teva aportació. Aquest enllaç conté una versió musicada del poema i una pel·lícula d'animació inspirada en el conte de la princesa, a part de comentaris prou interessants sobre aquests versos. És un digne complement a una obra mestra.

      Elimina
  2. Amigo Ramón , " ahí me has dao " publicando sobre el grandísimo no , sino lo siguiente Rubén Darío , uno de mis ídolos de la literatura universal , García Lorca cuando se interesó por su obra se quedó atónito , fué Machado , el que le leía versos de Rubén a Federico , por él escritor sevillano fué que Lorca conoció a Rubén .
    El amigo nicaraguense no sólo fué conocido por su obra , sino también por su grandísimo periodismo , macho es que se me bloquea la mente porque quisiera poner muchísimo sobre este señor , pero entonces me tendrias aqui siglos ¡¡
    Sabías que el primer libro que leyó fué el Quijote ?? .... anda que era tonto el amigo eh ??

    P.D. Tengo una anécdota real sobre Rubén , a ver , tengo una amiga que se quedó embarazada , de esto hace ya 20 años o algo más , era muy amiga , y me dijo , estoy en duda como ponerle a mis hijos ( dijo mis porque venían gemelos ) , y le dije claro y rotundo , hay dos nombres muy bonitos Rubén y Darío , total que a ella me dijo que sí que eran preciosos esos nombres aunque barajó otros , en la actualidad tiene dos gemelos uno rubén y otro darío , la chica es de barrio marginal , muy buena mujer pero de literatura está " frita " y al cabo de los años le dije que esos nombres eran de un escritor buenísimo y me dijo me dá igual me encantan los nombres y he acertado en ponerselos ¡¡ una historia curiosa ¡¡ jejeje pero cierta ¡¡¡
    Un saludo enorme ¡¡

    ResponElimina
    Respostes
    1. Ciertamente, amigo mío, Rubén fue un escritor magnífico, dominador de la lengua y maestro del ritmo y de la musicalidad en sus versos. También fue muy criticado, desde distintos puntos de vista. Literariamente, en tanto que figura señera del Modernismo, fue mal visto por los adversarios de este movimiento estético, es decir, por los partidarios de estilos trasnochados que él superó; pero ideológicamente fue censurado por su aparente falta de compromiso social (lo que merecería una discusión más a fondo). Incluso Valle Inclán —que era gran amigo suyo y de quien Rubén escribió grandes elogios— lo parodia en ‘Luces de Bohemia’, donde aparece como símbolo viviente de una literatura esteticista y ciega ante la desagradable realidad social de su época.

      Curiosa la anécdota de los gemelos Rubén y Darío. En cuanto a ti, debes estar muy contento con ese Betis! Ya le falta poco! Un fuerte abrazo.

      Elimina

El vostre comentari és pendent de moderació. Cal signar-lo amb nom i cognoms. Gràcies.